19 octubre 2020

Opinión: «Data Observatory: Datos abiertos para la economía del conocimiento»

Noticia 

Columna de opinión

Por Carlos Jerez, director ejecutivo DO y decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI

Imágenes astronómicas tomadas desde la Tierra para comprender el Universo; imágenes terrestres obtenidas desde satélites en el espacio para buscar un desarrollo sostenible; informaciones de distintas organizaciones gubernamentales, académicas y privadas, nacionales e internacionales, para enfrentar mejor la actual pandemia. Con este impresionante volumen y variedad de datos trabaja hoy la fundación Data Observatory, los cuales poseen dos cosas en común: son datos de dominio público y son abiertos.

En general, los datos en sí mismos no son apropiables, ni materia de derechos de propiedad intelectual. Sin embargo, sí pueden ser apropiables las obras en que estos datos se expresen, por ejemplo, en informes, software, imágenes, recopilaciones, estudios, entre otros. La idea de dato abierto (open data) busca que estos estén disponibles de forma libre para todo el mundo, sin restricciones de derechos de autor u otros mecanismos de control. ¿Por qué es esto deseable o necesario? Porque el valor de los datos se multiplica mientras más veces y más usuarios, organizaciones y aplicaciones los requieran. A modo de ejemplo, gracias a la inmediata liberación y disponibilidad de estudios clínicos a nivel mundial sobre el covid-19, la humanidad ha podido coordinar de forma inusitada el desarrollo colaborativo de mejores tratamientos para la enfermedad.

Así, en una sociedad crecientemente dominada por lo digital, poder contar con datos abiertos se transforma en un catalizador de creación de valor. Por lo mismo, el principal proyecto del Data Observatory es crear, administrar y enriquecer una plataforma de datos abiertos. Para construir el modelo de liberación de datos aportados se tomó como referencia el programa Copérnico de la Agencia Espacial Europea. En este proceso se evidenció la urgente necesidad por parte del Estado de modernizar y resolver las dificultades existentes para generar protocolos de interoperabilidad y seguridad de datos los que, entre varios otros objetivos, permitan generar más y mejores bases de datos abiertos.

Siendo octubre el Mes de la Ciberseguridad, es clave avanzar enérgicamente en estas materias y catapultar a Chile hacia una economía del conocimiento, dejando de ser una economía basada en explotación y extracción de recursos naturales.

Relacionados
27 noviembre 2020
Sesión preparatoria Hackathon FACH: «Data Science al servicio del cambio climático»
Leer más
10 noviembre 2020
Hackathon Virtual FACH 2020: tecnología geoespacial para enfrentar el cambio climático
Leer más
24 septiembre 2020
DO colaborará en posicionar a Chile como broker internacional en astronomía gracias a proyecto ALeRCE
Leer más